Arte

Klimt una experiencia sensorial

La muestra “Klimt y Viena, un siglo de oro y color” es la combinación perfecta entre arte y tecnología. Las canteras de subterráneas del Valle del Enfern tenían como propósito principal el proveer de piedras la construcción del castillo y el pueblo de Les Baux de Provence, Francia. En marzo de 2012 estas canteras fueron habilitadas convertirse en un espacio de exhibición, gestionado por la asociación Culturespaces, que cada año renueva sus propuestas artísticas. El espacio había albergado antes, en 1975, una intervención escenográfica del fotógrafo Albert Precy. Y es bajo este antecedente, que esta cantera es un escenario propicio para poder hacer proyecciones audiovisuales. De esta forma, nace la idea de montar una exhibición que explora los usos de la tecnología multimedia para transmitir emociones, invitando un viaje a través de 100 años de las deslumbrantes obras de Gustav Klimt, sus contemporáneos y artistas a los que inspiró. Este experiencia fue realizada por Gianfranco Iannuzzi, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi.

La experiencia incorpora a miles de imágenes digitalizadas de las obras proyectadas en las superficies de 14 metros de alto al ritmo de una banda sonora musical. En esta producción la tecnología demuestra que se pueden crear nuevas maneras de disfrutar obras de arte clásicas de una nueva forma sensorial, y así el acceso al arte ser algo innovador y dinámico. La exhibición seguirá en exposición hasta el 4 de enero de 2015.

+ info: Culturespaces / Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design

Foto: Diario Design