Diseño

La historia del bolso “FREITAG”

En 1993 los diseñadores gráficos Marcus y Daniel Freitag, se propusieron diseñar su bolso ideal. Para el típico habitante de Zürich, el medio más común de transporte es la bicicleta. El bolso que querían diseñar estos dos hermanos suizos debía ser robusto, funcional e impermeable para soportar el mal clima del largo invierno suizo.

Los dos se quejaban frecuentemente por el paso de los pesados camiones de transporte que circulaban cerca su casa, ubicada cerca de una zona industrial. Irónicamente una vez cuando se encontraban en su departamento viendo pasar por la ventana a los molestos camiones, los coloridos diseños de estos, se convirtieron en su fuente de inspiración. Decidieron literarmente “cortarlos” y “transportarlos” a sus bolsos. Las viejas lonas publicitarias de camiones, los obsoletos cinturones de seguridad de autos y las destartaladas cámaras de aire para bicicletas se convirtieron en los protagonistas de sus bolsos.

Sin haberlo planificado, sus bolsos se convirtieron de la noche a la mañana en un objeto de culto. En la actualidad la empresa FREITAG emplea a más de 80 trabajadores y sus productos se venden en más de 300 tiendas en todo el mundo, sin embargo siguen siendo fabricados en Suiza… justamente en la misma esquina de donde salió la inspiración.

freitagpic2