Diseño Eventos Negocios

Salve a Japón

El reciente terremoto suscitado en Japón que han llenado los medios de información de imágenes realmente fuertes de destrucción y pérdida despertando en el mundo una serie de acciones que llevan de una a otra manera a apoyar moral y/o económicamente a este país en sus tareas reconstrucción como en el replanteamiento de un futuro con cuestionando las plantas de energía nuclear.

No quisiera abordar sobre todo lo que se ha dicho al respecto, no solo porque estamos de cierta manera saturados de esa información que contradice hacia el interior de los habitantes de Japón quienes afirman que los medios exageran las imágenes y los contenidos. Sino más bien destacar el trabajo de algunos diseñadores y organizaciones en la creación de carteles de y otras aplicaciones que nos remiten a acciones repito de apoyo moral y económico en otros casos.

Como acción casi inmediata, Rene Wanner (Suiza) quien abrió un espacio de exhibición en línea en su página PosterPage sobre la temática. Como siempre Wanner aborda este tipo de intereses y movimientos en común que llevan a diseñadores de trayectoria y a compartir sus imágenes sobre las inquietudes que nos mueven a diario. Esta iniciativa ha tenido una alta aceptación y participación motivando a otros proyectos a crear proyectos similares de manera casi simultánea.

Como en todo, también existen posiciones que cuestionan este tipo de manifestaciones gráficas bajo la lógica deducción de que no se hace nada por la causa y sólo se busca el reconocimiento personal, por lo tanto van de cierta manera dirigidas a alimentar el ego de cada diseñador. Este entre otros comentarios se han vertido sobre iniciativas sobre todo de Cartel Social. Estas guardan una coherencia y desde un punto de vista plantado en la cotidianidad del ejercicio de nuestra profesión, es cierto. Para esto a un amigo diseñador mexicano quien me escribió lo siguiente y comparto plenamente: “Puede parecer trillado hacer carteles o ilustraciones sobre las desgracias del mundo y cuestionar si ayudan o no, pero es el acto y no las palabras las que cuentan, como metáfora puedo decir que cuando se pierde a un ser querido las palabras condolentes de las personas no lo traen de vuelta, pero ponen de manifiesto la solidaridad y el dolor que comparten los demás. Para mi el diseño y la ilustración son actos de amor, de protesta, de desacuerdo, de desahogo, mientras que otros sólo producen cosas por que les deja dinero, porque así si hacen más famosos, porque así satisfacen su ego. No me interesa la gráfica (y la crítica) académica, la que no se ensucia las manos, la que no hace por miedo al ‘que diran’.”

Gracias a movimientos que nacieron con las mismas intenciones, tenemos proyectos con metas mucho más altas como Poster for Tomorrow liderado por Hervé Martiné o proyectos menores en tamaño como Diversamente y los carteles sobre el autismo de Sergio Olivotti; que hoy por hoy traen junto a una exhibición de carteles a especialistas, familiares y amigos de personas autistas a las conferencias y charlas que se hacen alrededor de las mismas y que dan esperanza y crean comunidades. Es entonces que después de dos años, y como ejemplo nada más, este sueño de Olivotti y Diversamente Onlus, cobra y cobrará más vida fuera de las fronteras de su creación.

Esto, recalco, no quita la seriedad que deben tener los proyectos gráficos. Con el avasallante espacio de las redes sociales, se han lanzado también convocatorias a diestra y siniestra donde no se sabe realmente quién está detrás de todos los proyectos, la solvencia del evento y los objetivos reales trazados más allá del afán figurativo del solicitante/organizador. Existen muchas convocatorias que terminan con la recepción de los carteles y que posteriormente a ello no se realiza ninguna actividad ni certificación. Al final, el o los creadores ostentan el papel de “organizadores o gestores de eventos de diseño”, nada más falso a la realidad y desvirtuando la verdadera intensión de otros eventos serios.

Finalmente, primero destaco la propuesta de Set Japan (imágen arriba) y la creación de un QR Code(*) de uso para la lectura de móviles y smartphones y que derivan a una ayuda tangible a la Cruz Roja japonés con el empleo de esta nueva manera de marketing publicitario y social. A continuación encontrarán la gráfica creada con algunos ejemplos extraídos de la exhibición virtual de Rene Wanner y de la convocatoria de Facebook Green+You Posters for Japan. En el caso de este segundo evento y como autocrítica, debo decir que no toda buena o propositiva. Dentro de la gran cantidad de carteles enviados –característica de los convocatorias en redes sociales– el valor está en su mayoría en los diseñadores que enviaron las primeras propuestas, ya que posteriormente el resto de las propuestas parecen ser un ensayo de los mismos elementos de diseño con distintas variantes lo cual empobrece en su totalidad el conjunto. Al finalizar las imágenes está el cartel de “El Espíritu de los Cínicos” que me inspiró en el juego de palabras de título de esta nota ”Salva a Japón o Sal ya de Japón”, haciendo referencia al desastre de la planta de energía nuclear.

Es importante saber al final que no todo es juego, ni tampoco hacer dinero.

(*)QR Code. Un sistema para almacenar información en una matriz de puntos, similar a como funcionan los códigos de barras que estamos acostumbrados a ver en tantos productos, pero en lugar de en una sola dimensión aplicado a dos dimensiones. Su empleado es en el área marketing principalmente.
japan_02

Autores de izquierda a derecha y de arriba abajo: Erik Brant, Andrew Lewis, Yossi Lemel, David Criado, Esteban Salgado, Fran Arbelo, Hervé Martine, Atila Ratky, Javier Jiménez, Stanislav Okruh, Cristian Morales, Mariale Alonso, Rodrigo Zenteno, Reiver Ekaf, Susana Machicao y El Espíritu de los Cínicos.

31s Comentarios

  • Considero que en toda profesión hay exponentes del llamado “perro del hortelano”, el famoso dicho aplicado al Diseño Gráfico diría: No diseñan, ni dejan diseñar.

  • De acuerdo contigo Marina. También creo que antes de ponernos a diseñar hay formas muy efectivas de ayudar rápidamente, este link acompañó el afiche que publique en FB, el cual creo que resume que a veces actuar es más eficiente que llenarnos de buenas intenciones.
    Saludos.

  • Evidentemente Marina, los hay muchos. Sobre todo aquellos que no generan gráfica hace mucho tiempo, critican desde lejos actividades como esta con objetivos de ayuda o lo que sea mientras no entre dentro de sus esquemas. Siempre es más fácil criticar, más grave diseñar, más complicado hacerlo bien.

    De acuerdo con Esteban también, hay otras maneras, más eficientes, más directas y concretas. Pero también es parte de nuestra vocación el crear gráfica de conciencia o estimulación y/o reflexión. Para mi esto queda como un documento que quizá a través de los años –como lo hacemos nosotros actualmente cuando vemos enlaces de carteles del viejo Cine Alemán, o de la Guerra Mundial, etc. – alguien se remita a la página de Wanner y admire o critique lo que hicimos.

    No creo que ningún diseñador que está en la exhibición en línea sienta que ha hecho un cambio o ayuda a Japón y su situación, sino una contribución gráfica de registro, inspiradora o no, concientizadora o no. Un aporte que marca una época gráfica, documenta un hecho histórico como lo hace una foto y finalmente desde lo más honesto conmueve y reflexiona como el hecho mismo.

    Si fuéramos doctores o enfermeros, quizás estaríamos todos en la Cruz Roja donando sangre, o recaudando sueros, o lo que se nos haga más fácil o inmediato de hacer.

    Como gráficos en oficio y sentimiento, hacer gráfica es lo más lógico e inmediato que podemos hacer. Y si, no salvamos con solo hacerla, pero estamos expresando una empatía y sensibilidad, cosa que muy pocos lo hacen.

  • Rescato:
    “No me interesa la gráfica (y la crítica) académica, la que no se ensucia las manos, la que no hace por miedo al ‘que diran’.”

    PERFECTO

  • Hoy en día el rol del comunicador visual ha cambiado mucho. No es el “dibujante” del que antes se tenía referente, somos muchos desde distintos frentes quienes hemos venido trabajando por un nuevo diseño, uno social, inlcusivo, ambiental, preocupado por su entorno y lo que sucede en él.

    Los tiempos son otros, hoy cualquiera sea nuestra profesión debemos de proponer cambios en nuestras sociedades y no esperar pasivamente a que las autoridades o los gobiernos sean quienes los propongan y los hagan.

    Para eso tambien estamos nosotros ¿Qué? ¿Un comunicador visual proponiendo cambios? Pues claro que SI muchas de las actividades que se realizan son granitos de arena, pequeños granos pero que en conjunto suman muchísimo.

    No tengo el poder de ir a JAPON y ayudar a levantar escombros, tampoco puedo ir a KOREA DEL NORTE y cambiar leyes para darles libertades, no puedo parar el hambre en ETIOPIA, pero tengo creatividad e inicitaiva para desarrollar projetcos. Es lo que Dios me dió y lo utilizo para desarrollar projectos como THE INTERNATIONAL POSTER EXHIBITION, LIMA PERU, son propuestas que buscan, despertar conciencia, rescatar valores, cuestionar antivalores y por sobre todo que el publico sea quien reciba el mensaje por que no diseñamos para una elite sino para todos aquellos que desan un mundo mejor.

    Si por ahi surgen otras propuestas que manchan el trabajo de otros y me refiero a propuestas improvisadas, informales y dudosas, ni modo eso nos da fuerza para seguir haciendo un buen diseño y propuestas mas creativas que contribuyan a mejorar la vida en…

  • I simply believe we have a right to express ourselves and to draw attention to this or any crisis/topic as in the form of social poster expression. I am a little saddened by some people (including some “designers”) that have said these posters are created to feed egos or that they are useless. As graphic designers, we have lost so much ownership of our profession to technology, the poster is about the last thing we have that cannot be interfered with by our clients. Therefore, having an opportunity to create an image, or an idea in the form of a poster to create public awareness is our responsibility. And, it is part of what we do as graphic designers, like it or not.

    I emailed my friend Yossi Lemel the postings from the designers that were against these social posters on Japan. I will share with you his reply.

    Andrew,
    We do posters because we have to and this is as that simple
    its like eating, breathing, or sleeping. other wise we are dead
    we don’t have to apologize and give reasons for that this is part of our nature if you like it or not

  • La iniciativa es simplemente extraordinaria y digna de aplaudir siempre que esta tenga como principal propósito el de ayudar de alguna manera , a no ser observadores de los aconteceres mundiales, es mejor ser participes de soluciones en este caso desde la comunicación visual creando mensajes que apelen a la sensibilidad del hombre que nos invitan estar mas unidos frente a las adversidades.

  • Please forgive me for writing in English, but as my friend Diego says, “My Spanish is not so good looking.” I understand enough of this conversation, and I am inspired and humbled by the comments I read here. I have been extremely distressed by comments I have read elsewhere (ImPrint, Eye), where it seems, sad to say, designers like to ‘eat their own.’

    Wonderful. Fuck them.

    My English is not so good looking either.

    But let’s look at the bright side! We are building a true critical environment, an environment where EVERYONE, student and professional, unknown, and hero can engage in conversation. We are not used to this! We used to have to wait for monthly magazines, quarterlies!, and for the very few established design writers to fill us in on what was going on in the world! Now, we blog, Facebook, Tweet, and our emotions run high. We are intensely connected to the world, we are the ones that help give it an image!

    Now some say we shouldn’t design these things. Fuck them. They are our opposite, our opponents, our counterform! We must embrace them, they define us. The great Katt Willams may have said: “Haters gotta hate. That’s what they do.”

    But, let’s discuss a few points, innuendo, and accusations of “ambulance chasing.” (Lance Rutter, ImPrint)

    What did so-called editorial designers do on the days after the tragedy? They designed. And they designed for their living. What did many of us do, educators and practitioners at the same time? We designed!

    You better fucking believe we designed.

    We designed with passion, with humility, with…

  • De acuerdo con sus comentarios, lo que más me molesta es la actitud critica de colegas que no hacen nada (colaborar, diseñar o compartir) y al final del día se dedican a hablar, cero hechos.

    I agree with your comments guys. The thing that bothers me the most is how some colleagues do nothing (like collaborating, designing o sharing), they just talk, zero action.

  • Sorry, my comment exceeded the word count:

    We designed with passion, with humility, with commitment, with no thought of self! We designed for each other, to inspire, to show, to say, “What do you think?” We took a risk, we exposed our visual emotions, we talked to each other, we found a venue for it to be seen, we were not able to do anything else!

    The options in the face of such a tragedy?

    Despair. Depression. Morbid fascination with images of death. The futility of life in the face of the whims of our living planet.

    Not us.

    We saw those horrible images. We felt despair. We texted our donations.

    Then, we made messages. We made things. Some are good. Some are bad. Who is to say? Thank goodness these images are out there. Consider the alternatives! Do they inspire people to give money? WHO GIVES A FUCK! We play our music for our own sometimes too, we play! I defy anyone to find me a designer that profited from this. Some more hits on their blog? Good for them! Are clients watching these debates? NO. We are eating our own with baseless accusations and false moral authority. And then there are some designers talking about their voice as a credit card! INCREDIBLE!

    There’s a song in that. A Pavement song.

    This is the international democracy, the life of international citizens. Tell us we did this for the wrong reasons, I dare you.

    Looks like the amazing people at Creative Review and Print_Process agree. Look at their initiative led by Graham Wood: http://www.designersforjapan.com/

    Bravo. Make graphic design like fire breathing dragons for all the right reasons.

  • Now, hats off to Erik and Andrew. My, you guys have such a “good looking English”, especially when you are angry!!

  • Creo que son muchas las iniciativas que se pueden considerar válidas a lo hora de intentar de una manera u otra comunicar, evidentemente cuando las convocatorias son abiertas, nos enfrentamos a diferentes circunstancias que van desde la presentación de proyectos geniales y absolutamente memorables hasta aquellos que no aportan mucho o que como comenta nuestra querida colega Susana Machicao, solo son una repetición de las primeras propuestas, por lo general las más originales y efectivas, de cualquier manera siempre habrá importantes niveles de comunicación, unas propuestas mejores y otras peores, pero en mi opinión la convocatoria finalmente habrá permitido la libre participación, como permitirnos en general, tener una idea del nivel del diseño y de la comunicación en el mundo y muy por sobre todo en nuestras regiones y con ello contribuir al descubrimiento de nuevos talentos que con seguridad brillarán en el contexto del diseño y de la comunicación visual.

  • Casi parecido al cine? Quien no diseña carteles (o cualquier cosa, incluso siendo diseñador), es critico frustrado?
    O como las palabras de Sergio Olivotti en su Exhibicion Diversamente: “Quienes no diseñan, escogieron
    ——–
    Almost similar like the movies. Who doesn’t design posters (or any design at all being designers) is a frustrased critic?
    Or like Sergio Olivotti’s phrase in Diversamente exhibition: Who doesn’t design already choose to being designed”

  • Pienso que toda iniciativa en cualquier área del diseño o de la comunicación deben ser aplaudidas; podrás criticar el resultado, el método o cualquier otro argumento que pueda ser “aceptable” pero no mutilar la iniciativa con critica de esa índole; reitero, y desde mi muy particular punto de vista, hay que recordar que cuando uno alza la mano para señalar con el dedo, “cuatro” de esos dedos apuntan a ti.

  • <He notado que hay un gran grupo de colegas (no todos), especialmente de la vieja escuela, que tienen una posición critica muy rancia y caduca. Se dedican a criticar todo, lo bueno, lo malo, lo que existe y lo que podría existir, dejando libre solo sus cómodas posiciones de críticos, es decir lo que sale de sus bocas. Todo lo demás tiene falla o es indigno. La realidad es que el mundo evoluciona más rápido de lo que se imaginan y lo único que lograran es dejar claro que son buenos para nada.
    Me preocupan los sitios web que muestran critica tras critica con el pretexto de justificar una teoría caduca que al único que le sirve es al que la propone. Yo escojo crear, hacer, demostrar con hechos y con mucha humildad aceptar éxitos o fracasos para seguir aprendiendo (haciendo).

  • Somos del terreno de la expresión, si esta sirve para promover buena iniciativas sociales, bienvenidos sean los egos, ahora cuidado!!! que la desgracia ajenas no sea un motivo de festín gráfico, donde incluso el humor negro tome protagonismo.
    Yo lo único que deseo es que Japón se recupere de tanta desgracia y que ningún ser vivo del planeta se vea afectado por tal cúmulo de desgracias.

  • Susana: Muy interesante reflexión justo después de haber platicado en días anteriores sobre este tema con un colega mexicano: “La cantidad de carteles con círculos rojos en estos días, la pobre repetición de conceptos, las buenas o malas intenciones, el ego como principal motivo, la auto-crítica, etc”.

    Difícil saber las respuestas a todas estas cuestiones; en lo personal creo fielmente que cada diseñador es RESPONSABLE de su forma de actuar y de la SINCERIDAD de su trabajo. En este mundo que se mueve tan rápido hay de todo: diseñadores que trabajan con el corazón por delante siempre, diseñadores que solo quieren protagonismo y/o dinero, diseñadores que critican sin hacer nada, así como convocatorias y proyectos tanto benéficos para la sociedad como banales y fugaces.

    Debemos ser auténticos por respeto a cada tema que pretendemos plasmar (en este caso la tragedía de Japón), por respeto al diseño gráfico, al cartel, a nosotros mismos, y a una sociedad dónde cada vez fluye más información a mayor velocidad y poca es realmente relevante y honesta.

    Aplausos a:
    Moore: “Que las desgracias ajenas no sean motivo de festín gráfico”
    Brandt: “Make graphic design like fire breathing dragons for all the right reasons”
    Y a todos los que hacen diseño como una necesidad personal, pero pensando siempre en que sus mensajes sean de ayuda y trascendencia para los demás.

    Los que no… pues ese será su problema.

  • El diseño nace para dar respuesta a necesidades sociales, por ello, este tipo de convocatorias gráficas son una clara muestra del compromiso de nosotros frente a los acontecimientos que vivimos. Considero que nuestro aporte debe trascender de las buenas intenciones que nos motivan para hacer un cartel para una tragedia como la que hoy padecen en Japón, ya que ello podría ser más potente si integramos nuestros deseos de superar una catástrofe con acciones concretas que posibiliten este objetivo. Considero que una manera de hacerlo, es integrando estos proyectos con instituciones de carácter multilateral que estén trabajando directamente en la superación de estos acontecimientos trágicos, vinculando el diseño con la búsqueda de recursos, movilizando a la sociedad para que participe en esta tarea y generando espacios de diálogo que permitan obtener recursos de todo tipo para participar en en la reconstrucción de estas sociedades.

  • En estos días hemos asistido a un ejercicio que no se daba antes. Como bien dice Erik Brandt, ahora no nada más se producen carteles –y gráficos, y páginas, e ilustraciones– sino conversaciones intensas e incluso dramáticas alrededor de lo que hacemos. Hemos confrontado, compartido, contrastado y redefinido nuestros puntos de vista. ¿En este veloz y tembloroso escenario, con tantas voces autorizadas y opiniones encendidas, me atreveré a decir el mío?

    Nunca estaré en contra de la expresión. Nos expresamos porque somos diseñadores, creativos, artistas… pero más que nada, porque estamos VIVOS. Lo que no siempre es claro es la intención con que se hacen las cosas: como comenta Susana, hay de todos los sabores: quienes lo hacen por dinero, por fama, por ruido, por aburrimiento, por altruismo, por conciencia, por dolor, por compartir… en fin.

    Pero tal vez he visto tantos Bonos, Stings y Madonnas promoviendo causas nobles desde el cómodo púlpito de la fama que no puedo evitar ser un poco desconfiado de las intenciones detrás de algunos de éstos carteles. Muchos me encantan: son sensibles, elegantes, solidarios y oportunos. Otros me inquietan, al grado de hacerme sentir incómodo: pareciera que en ellos las tragedias sólo son un pretexto para hacer un garabato y lanzarlo a los reflectores sin más. Algunos, en fin, no nada mas no me parecen palabras de aliento o «condolentes», como cita el autor del artículo, sino incluso expresiones burlonas, burdas y poco sensibles… y recurriendo a los mismos estereotipos…

  • [continúa del anterior]

    …En concreto: BIEN por quienes lo hacen con genuina expresión y auténtica solidaridad. MAL por quienes esta tragedia es sólo un pretexto más para lucirse. Y como dice Susana, cada quien es responsable de su expresión. (Por cierto, me parece interesante ver lo de los carteles como un registro de sucesos; debo confesar que no lo había visto así y esto me parece una razón más para hacer buenos carteles, además de las otras ya sabidas).

    Yo, por lo pronto, sin condenas ni críticas, y a un nivel totalmente personal, he decidido guardar silencio visual en esta ocasión. Por razones que no vienen al caso comentar aquí, tengo cierta relación especial con Japón. A veces, cuando se toca algo profundo en nosotros, la actitud más serena es recogerse, hacer lo que podamos sin mucho ruido, observar, condolernos, sentirlo mucho… y callar. Y hacer éso que algunos carteles sabios han dicho por ahí: «Pray for Japan.»

    Saludos a todos.

  • Estoy de acuerdo con lo que se está comentando, cada quien es responsable del porqué realiza un cartel, pero sea la razón que a cada uno lo anime a hacerlo, como bien comenta Susana, es un registro gráfico de lo sucedido.

    Espero estas iniciativas sean de provecho al pueblo de Japón y no se queden en facebook u otras páginas. Como ejemplo nombrar lo que se hizo en Chile, también motivo del terremoto, donde se vendieron carteles y postales para poder ayudar económicamente a los damnificados chilenos.

    Este es el link: http://www.disenoporchile.cl/

    Saludos a todos

  • Como alguien bien dijo es la manera mas directa que un diseñador tiene para poder aportar, ademas de hacer recuerdo a la gente q le rodeapara q pueda colaborar con la causa.
    No quisiera conocer gente q lucre con esto.seria demasiado bajo.

  • Hola

    Comparto varias posturas acá expuestas, con otras más o menos y con algunas francamente no. Pero es bueno de eso estoy convencido en verdad.

    Desde mi punto de vista el suceso ha marcado sin duda un punto de reflexión como el que se está haciendo en este momento, por lo tanto nuestro ámbito puede sentirse (pacialmente) saltisfecho por haber realizado este ejercicio colectivo.

    Por otro lado lo importante es que el desastre no se tome a la ligera y que no se use como pretexto para autoexhibirse. En este sentido si me preocupa mucho. Conozco un gran número de estudiantes muchos por mi actividad profesional que de manera frenética han tomano la tragedia como excusa para “diseñar por diseñar”.

    El problema vendrá después si ellos (los ahora estudiantes frenéticos) cuando deban dar respuestas a demandas específicas a sus clientes, lo más probables es que se sentiran incómodos por que se tratará de una forma de trabajo que les parecerá ajena a sus prácticas diseñoides.

    Un abrazos a todos
    p

  • La nota me impacta por muchos cosas. Soy estudiante aún, tengo algunos nombres de gente que admiro mucho y de alguna manera algunas de ellas están aquí con comentarios.

    Yo no tengo cuenta Facebook, pero si la gente de la oficina donde trabajo y he podido evidenciar el Tsunami de carteles pobres que está aceptando el evento Green+You. Siendo críticos el 90% son realmente malos.

    Coincido con la nota en el espíritu que tenemos los diseñadores. No todo es dinero y mi motivación a la profesión no está por tener la billetera gorda ni un séquito de personas que me digan wow! sin ser analíticos y tener opinión propia.

    Quiero aprovechar ahora con el último comentario del Sr. Paco Calles a quien admiro como diseñador de letras y quien opinó específicamente de la participación estudiantil.

    Señor Calles: ¿Que opinión le merecen entonces proyectos cartel social como: “Poster for Tomorrow” y “Diversamente (carteles de autismo)” señalados en esta nota, y más cerca de su país México, ¿Cual es su opinión sobre la convocatoria de “Segunda Llamada” y la Bienal del Cartel de México. (en éste ultimo quisiera dejar a un lado el prestigio y tiempo del evento que es conocido de manera internacional) y quisiera que lo evalúe como una convocatoria con exhibición de carteles.

    Le pido su opinión con todo respeto, porque he leído algunos comentarios sobre este tipo de movimientos muy generalizados que incluyen a todos y no unicamente en referencia a la participación de los estudiantes como menciona en su comentario.

  • HoLA!
    Cuando supe de la convocatoria, en principio la cuestioné! Porque pensé algo parecido a lo dicho por John Moore : “CUIDADO, que la desgracia ajenas no sea un motivo de festín gráfico…”, también me parecía que el desastre de Japón se tomaba a la ligera. Ahora de que los diseñadores podrían encausar esta acción para autoexhibirse, pues puede que si, como puede que no. Todo queda en la conciencia de los diseñadores, porque al fin y al cavo, la muestra no va ayudar en forma directa a los habitantes de Japón para que se recuperen de las pérdidas y de las condiciones medioambientales.
    Las convocatorias de este tipo suelen ser delicadas porque podrían haber tantas interpretaciones como diseñadores que critican o apoyan la iniciativa; sin embargo estoy muy de acuerdo con Susana Machiao con el hecho de que por medio de un planteamiento gráfico se abre conciencia y estimula la reflexión; también considero que los carteles pueden formar parte de un registro histórico de la humanidad.
    Por último, quiero decir que respeto las buenas acciones y la iniciativa siempre y cuando puedan llegar a contribuir directamente con el problema en cuestión. Y de realizar un cartel sobre la situación de Japón, que sea por la verdadera necesidad de hacerlo y que trasmita un mensaje que brinde un nuevo aporte para la discusión y reflexión, o que sirva como puente para reflexionar o discutir sobre problemas adyacentes.

  • Yo pertenezco a la generación que vivimos el terremoto de la Ciudad de México de 1985, nunca olvidaremos la solidaridad internacional. Ahora ojalá estos carteles ayuden a plantear otros debates en la sociedad como el uso o no uso de la energía nuclear en el mundo (y la búsqueda de energías alternativas más limpias como algo prioritario para la humanidad) … algo que nos concierne a todos …

    Esto es una crisis humanitaria, una nación es casi aniquilada por las fuerzas de la naturaleza y a eso agregamos una crisis nuclear con repercusiones globales (que no ha terminado según dice hoy Le Monde) , ¿creen que haya tiempo de pensar en cosas como el ego? piensas en lo más esencial para nuestro mundo … piensas en la vida …

    Tal vez los críticos de este tipo de iniciativas, a su vez quieren llamar la atención, por otra lado las iniciativas no están exentas de fallas … sin duda hubo buenos y malos trabajos (green+you), ¡pero nunca fue un concurso!, como escribió Erik Brandt: algunos tomamos el riesgo.. lo hicimos porque somos ciber-ciudadanos globales … y la red nuestro canal de expresión …

    Finalmente como me comentaba hace poco Andrew Lewis : nosotros hicimos esto porque creemos en el diseño, en el cartel y … en la vida …

  • En lo personal debo admitir que no habría cosa que me llene más que un buen cartel cuyo autor respalde la causa más allá de “figurar” con su talento, pero cabe rescatar la contribución que logra una buena gráfica con el público en general y cuánta gente se ve movida o toma conciencia de un hecho a través de él sin importar si el autor respalda o no la causa.

    Quizá esté demás trillado decir que los diseñadores tenemos una gran responsabilidad social porque estamos relacionados a lo que consumimos, lo que usamos y desperdiciamos, y como diseñadores tenemos un gran poder de influenciar a la gente y dirigir a las masas. Ojalá que en un futuro próximo no solo se ponga en tela de juicio el tema del cartel social sino la labor que ejecutamos cada día con nuestro “trabajo” y como ayudamos sin darnos cuenta a la destrucción de nuestro planeta.

    Más allá balancear la integridad humana o los fines que el diseñador persiga creo que es más loable destacar los resultados tanto de la gente que crea y la que convoca, y si hemos de lograr un cambio positivo creo que no me queda más que decir que “el fin justifica los medios”.

    Comparto con ustedes una frase que me gustó mucho:

    “I believe that the future of our world is now our common design project.”
    — David B. Berman, Do Good Design: How Design Can Change Our World

  • Siento mucho la tardanza de respuesta.

    He leído su nota con detenimiento Señor Calles. Como siempre Ud es un virtuoso de la palabra y la buena redacción. Jamás pondría tampoco en duda su capacidad como profesor.

    Como ahora me encuentro en una segunda etapa de formación, porque la primera la hice fuera de latinoamérica, quiero creer que me da quizás una mentalidad más abierta para poder analizar y discernir entre opiniones, posturas y corrientes del diseño.

    Más como lo han explicado aquí (este artículo) algunas personas que también comparten opinión en sus “posts” de Facebook la figura es simple, tal como lo fue mi pregunta, la cual no fue respondida.

    Como la idea de este artículo es más bien la reflexión y bien lo han dicho en síntesis algunos en opinión: “(#/%$%&&! y sigue diseñando”

    Imagino que en el futuro, si bien no aquí, leeremos sus opiniones siempre más puntuales a través de las redes sociales.

    Saludos cordiales